Oportunidad

Poner límites a lo divino, reivindicar lo infinito. Lo divino es lo cotidiano y lo extraordinario, lo luminoso y lo oscuro. Todo sometido por la Luz, por la bondad de la cámara, por el filtro “subjetividad y prejuicio”, por la intención comunicativa, por elecciones meditadas y no, o por ese universo que en un momento no buscado decide pasar por tu encuadre.

Galeria